AD

Artesanía, tradición vernácula y aires andaluces: este icónico hotel de Málaga reabre sus puertas tras una década de clausura

(…) dentro de un enclave privilegiado que garantiza una genuina experiencia andaluza heredando de su predecesor la importancia de la intimidad y privacidad de la que gozan sus huéspedes, el trato personalizado (cuenta con dos empleados por habitación) y una fachada y elementos característicos que se han restaurado respetando su carácter original.